¿Por qué me gustan las matemáticas?

No me resulta nada fácil responder a esta pregunta, pero voy a intentarlo.

Me gustan porque me divierten. Resolver un problema es, muchas veces, un extraordinario pasatiempo. Y si es con amigos, mejor.

Me gustan porque me ayudan a conocer la realidad que tengo delante, y la realidad me fascina.

Me gustan porque tienen dentro un orden y una belleza que no les pertenecen.

Me gustan porque me ayudan a expresar qué sentido tiene lo más querido para mí (quizá algún día explique qué significa esto).

Me gustan porque me parecen fascinantes.

¿Y tú? ¿Sabrías responder a esta pregunta?

Para cualquier duda o comentario: lasmatesmegustan@gmail.com